martes, 2 de diciembre de 2008

Cierre del Punto de las Artes

Mala suerte para empezar el Blog, deja de editarse el Punto de Las Artes.

Este periódico de tirada semanal, me trae muy gratos recuerdos. Recuerdo cuando aun siendo estudiante todos los martes lo repartían gratuitamente y lo disputado que resultaba conseguir uno. Fue el primer medio para estar enterado de las exposiciones, tanto en Madrid como en las demás provincias, de los distintos premios que había en cada especialidad, de los comentarios y reflexiones de Artistas a través de su ultima pagina, que junto con el "Jazmín y la Basura" era lo primero que siempre me gustaba leer. Mucho antes de la era de Internet estaba el PUNTO. Era indispensable para poder saber sobre los diferentes certámenes de pintura, tanto de rápida como de seca ( que poco me gusta lo de rápida, y lo de seca), quien los ganaba, con que obras,, etc. era una cita casi obligada, subir todas las semanas a Madrid a ese pequeño kiosco cercano a la cibeles donde ya el Señor Juan me lo tenia guardado, y rapidamente coger el telefomo e informar a compañeros de los distintos certamenes que habian publicado esa semana.

Aun recuerdo la Primera critica que publicaron sobre mi obra, fue Juan Antonio Tinte..................


Solo dar las Gracias tanto a Jose Perez Guerra ( su Director), como a todos sus integrantes, por estos 22 años de informacion. GRACIAS.


Este es el texto mediante el cual, por medio de su edicion electronica, el Punto de las Artes se despide de sus lectores.:

"EL PUNTO DE LAS ARTES DEJA DE PUBLICARSE"
Jose Perez Guerra-Director
-----
La caída de la publicidad en los últimos meses y las pésimas perspectivas tras pulsar a nuestros anunciantes, han aconsejado el cierre inmediato del periódico semanal "El Punto de las Artes", tras más de 22 años de publicación. En su primer número, el 14 de abril de 1986, señalamos nuestros propósitos: "Nacemos sin fiesta de presentación, sin boato de ningún tipo. Pequeños, porque estamos en el primer aliento. Pero tenemos la pretensión de crecer; de hacer de este brote un árbol generoso, capaz de servir, por la vía de la comunicación, al fomento de las artes y a esclarecer y potenciar un mercado que todavía se mueve por vericuetos tercermundistas; más o menos como la propia información que carece de una cobertura coherente. "El Punto", así lo creemos, llega puntualmente, cuando en España se barruntan nuevos tiempos; cuando los cimientos de la modernidad hacen posible levantar nuestro edificio cultural hasta una altura que no sólo se vea más allá de los Pirineos, sino, lo que es más importante, en la propia España . Por eso nos proponemos estar con los que trabajan, con los que crean y comercializan; con los que divulgan y también con los que respaldan, de una u otra manera, las respuestas al reto que los españoles de hoy que tenemos todavía como cuestión pendiente".
Hemos editado 938 números. Y en sus más de 30.000 páginas ha quedado escrita la historia de las artes de más de dos décadas, a caballo entre los siglos XX y XXI. "El Punto" ha logrado una importante difusión a escala nacional; se lee "mas allá de los Pirineos" y más allá del Atlántico. Arraigando en la propia España como único medio de información cultural que supera las barreras de un divisionismo sin sentido en mundo tan abierto; porque hasta los grandes medios de información general tienen ediciones regionales. Es, precisamente, su amplia implantación en el mercado la que genera unos costes que la publicidad no cubre. Por eso cerramos. Porque "Arte y Patrimonio, S.A.", su editora, no es en la práctica una empresa, actúa como una ONG.
"El Punto" ha sido un empeño profesional del director, tras muchos años de trabajo en la prensa económica -" Info rmaciones Económicas"; "Cinco Días"-. Un trabajo tan ilusionante como desinteresado, como desinteresado ha sido la aportación del subdirector; en ese periodo hemos visto nacer y crecer desde el Centro Nacional de Arte Reina Sofía, luego Museo Nacional; al Museo Thyssen-Bornemisza; el IVAM de Valencia; el MEIAC de Badajoz o el MACBA de Barcelona; y consolidarse el trabajo de artistas que tuvieron las primeras referencias en nuestras páginas y hoy cuentan en los circuitos internacionales.
A la hora de la despedida, lo que nos duele profundamente es que el personal que ha formado nuestro equipo, tan ejemplar en la redacción y en la administración, se quede en paro. A ellos todo nuestro cariño. Y agradecimiento a los anunciantes y suscriptores, porque son los que dieron hasta ahora la cobertura necesaria para mantener durante tanto tiempo nuestra presencia semanal.
Nacimos sin fiesta de presentación; y dejamos de existir con ese mismo estilo. Precisamente en la semana en que el director cumple 80 años. Una edad muy adecuada, por la experiencia que acumula, para seguir escribiendo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Dejó en la calle a familias enteras para seguir haciendo lo mismo, con otro nombre y de una forma más barata. Se hizo rico a costa del trabajo de sus empleados, a los que ha dejado sin indemnización porque no querían malvender su colección de arte, que ahora esta en sus casas.